El gran peligro de las bebidas excitantes

¿Son las bebidas excitantes una droga, un vicio, una necesidad o simplemente un hábito?\r\n\r\nLa mayoría de las bebidas excitantes no sólo nos sirven para mantenernos activos y con sensación de energía más tiempo, sino que además tienen un sabor agradable.\r\n\r\nNos acostumbramos a tomarlas como algo habitual.  Para desayunar un café, un refresco de cola para comer o simplemente para saciar la sed varias veces al día son costumbres que tomamos como sanas e inofensivas y que pueden estar perjudicando nuestra salud.  cafe-excita-mucho\r\n\r\nPero la cafeína también tiene consecuencias beneficiosas para nuestro organismo. Activa el metabolismo. Consumir cafeína unos instantes antes de realizar ejercicio físico aumentará la quema de calorías. Numerosos estudios están demostrando su eficacia en enfermos de Alzheimer. Hay indicios de que el café mejora las funciones cognitivas durante el envejecimiento.\r\n\r\nPara aquellos  habituales de bebidas excitantes, como el café, té, chocolate y bebidas energéticas, el efecto de tomar un café será menor que para alguien que no está acostumbrado a este tipo de bebidas.\r\n\r\nHay estudios que aseguran que a partir de dos cafés al día ya no aportan sensación de agilidad mental ni anula el sueño, sino que sólo tendremos el riesgo de sufrir las consecuencias negativas de las sustancias excitantes, como insomnio, taquicardia, irritabilidad…\r\n\r\nAdemás de estos efectos secundarios negativos conocidos por todos, que son los que afectan al sistema nervioso en gran medida,  estas bebidas contienen sustancias químicas estimulantes para las personas, y por lo tanto pueden ser cancerígenas con un consumo habitual. Molestias gastrointestinales, úlceras, jaquecas y aumento de la presión arterial son otros de los perjuicios de estas bebidas que tanto se consumen hoy día.\r\n\r\nSi te encuentras entre los consumidores habituales de bebidas excitantes, y debes renunciar a ellas debido a alguna dolencia o enfermedad, te resultará difícil al principio, como si de una droga se tratara. El simple olor del café recién hecho por la mañana te recordará esa necesidad que realmente está solo en tu cabeza.\r\n\r\nPara superar esta fase tan complicada, intenta sustituir las bebidas que tomabas por otras similares. En vez de tomar café, bebe descafeinado de sobre, recuerda que el descafeinado de máquina también tiene cafeína, y puede afectarte según la causa por la que lo hayas eliminado de tus hábitos. Si bebías refrescos de cola, tómalos sin cafeína, puede que te cueste acostumbrarte al sabor, pero cuando lleves un tiempo ni lo notarás. El té desteinado y las infusiones rooibos son una buena elección si eres amante del té, y hay una gran variedad de sabores que te ayudarán a no caer en el aburrimiento. El chocolate y el regaliz también lo retirarán de tu dieta en algunos casos, puedes tomar chocolate blanco, que no es realmente chocolate al realizarse con manteca de cacao, o infusiones de manzanilla con anís para sustituir el sabor del regaliz.\r\n\r\nCon el paso del tiempo irás acostumbrando a tu cuerpo y sobre todo tu mente a no necesitar estimularlo con bebidas excitantes. Un buen descanso de calidad y reparador harán más y mejor efecto en tu vitalidad y energía que diez tazas de café.\r\n\r\n \r\n\r\n 

Add Comment